Explicación coherente, continuada y razonada del esquema

[Tercer paso del método activo de estudio]

Objetivos previstos

  1. Adquiero conocimientos básicos sobre la técnica de la redacción del esquema, aplicando con rigor y flexibilidad el primer paso del método de estudio al documento teórico de la sesión.
  2. Relaciono y diferencio entre sí las técnicas metodológicas: síntesis mental y análisis subrayado de los contenidos; resumen y esquema; esquema y redacción explicativa del mismo aplicadas a un texto concreto.
  3. Practico y depuro el primero y segundo pasos del método en el estudio el estudio de la pregunta III del documento teórico de la sesión y contrasto mis resultados con los modelos propuestos en la Actividad 3 para tener referencias de superación.
  4. Diferencio e integro el esquema parcial, o específico de la pregunta III del documento con el esquema general, o global del documento completo, equivalente a un tema o unidad didáctica.

Procedimiento

  • El primer objetivo, lo alcanzarás realizando la Actividad 1 referente al estudio de todo el documento realizando el primer paso del método con el mayor rigor, seriedad y autoexigencia que puedas.

  • Conseguir el segundo objetivo supone interiorizar y practicar con autoexigencia las Actividades 1-2-3 y 4 propuestas en esta sesión.

  • El tercer objetivo, lo conseguirás con la realización de la Actividad 3 al hacer la síntesis y el análisis, junto con el esquema de la pregunta III del documento.

  • El objetivo cuarto, lo conseguirás al interiorizar las reflexiones contrastadas que te propongo en la Actividad 4.

 

LA REDACCIÓN: Explicación  continuada, coherente y contrastada del esquema        

Documento base teórico y de aplicación práctica

 Haz una lectura completa, atenta y reflexiva de todo el documento base para tener una idea de conjunto de la técnica de la redacción como explicación brillante del esquema. Marca si algo no entiendes y sal de las dudas con los medios a tu alcance.

  • A continuación, aplica el primer paso del método de estudio que ya hemos trabajado, o sea, haz la síntesis mental abstracta con el análisis subrayado, párrafo por párrafo.

El método de trabajo mental que te propongo seguir forma un todo continuado, coherente  y muy eficaz. Así, el estudiar habitualmente de acuerdo con la técnica de la síntesis y análisis mental facilita hacer esquemas de calidad y con rapidez. Del mismo modo, la incorporación de los esquemas, a la costumbre habitual del trabajo intelectual, abre el camino para la redacción como explicación razonada de los esquemas. La costumbre de hacer esquemas y de redactarlos, reflexiva y razonadamente, enseña a descubrir la manera de tomar buenos apuntes en las clases, sin necesidad de consejos teóricos. De manera que las clases son pronto el primero y principal momento de estudio. Con menos horas de trabajo en casa, se obtienen mejores resultados. Es el buen camino para llegar a ser una persona brillante, autónoma y con futuro profesional.

 

I.- ¿REDACCIÓN O RESUMEN DE UN ESQUEMA? …

Los libros sobre metodología del estudio hablan de la técnica del “resumen como la forma de condensar un texto en sus ideas principales utilizando el vocabulario y las frases del autor…” (SALAS, M—1990). Tal interpretación del resumen de un texto es equivalente a lo que hemos llamado análisis subrayado de los contenidos, y por tanto, es una técnica previa al esquema, menos elaborada y de inferior calidad. El resumen, como la misma palabra indica, se limita a resumir el texto original en un listado de las ideas principales del texto sin dar explicación personal alguna. Por consiguiente, no demuestra ni tampoco garantiza el aprendizaje con comprensión y retención suficientes para superar los exámenes con serenidad y brillantez. En conclusión, hacer el resumen del esquema es una pérdida de tiempo, porque es una técnica anterior y de menor calidad que el esquema.

Otros autores defienden la técnica de “la redacción como la forma de explicar el esquema de un texto con palabras y expresiones propias… siguiendo la estructura lógica de las ideas planificada en el propio esquema” (HERNÁNDEZ, F. y MONDÉJAR, F. – 1987). Así entendida, la redacción es una técnica de estudio de gran calidad, superadora del esquema en el que se basa. Es una forma de adelantarse al examen y demostrarse a uno mismo que se ha aprendido bien una materia, es decir, con comprensión significativa y memorización segura e inteligente, que permite perder el miedo a los exámenes. De manera que la redacción del esquema, tanto por oral como por escrito, es la culminación del método activo de estudio. Su práctica asegura exámenes brillantes y da sentido al esfuerzo mental del trabajo intelectual. Y lo que es más importante, con este método de estudio llevado a la práctica, el trabajo del estudio es gratificante y llega a gustar.

 

II.- IMPORTANCIA DE LA REDACCIÓN DE LOS ESQUEMAS: VENTAJAS. 

La importancia de la redacción, interpretada como explicación razonada y coherente de los esquemas, es enorme. Saber explicar un esquema con palabras y expresiones propias es la demostración más clara de que se sabe la teoría que abarca y de que el aprendizaje se ha hecho bien y para siempre. Las ventajas que aporta son muy interesantes:

  1. Al ser una técnica de autoevaluación prepara directamente para cualquier tipo de examen: teórico de tema amplio, o de cuestiones de razonamiento; práctico de resolución de problemas matemáticos o científico-tecnológicos; escritos u orales; de tipo prueba objetiva, de verdadero o falso, etc. Con la práctica de esta técnica se pierde el miedo a los exámenes, crece la auto-confianza y se mejoran las notas llamativamente.

  2. Al incorporar la práctica de la redacción al método de estudio diario se desarrolla la calidad de expresión escrita y oral. Como cualquier deporte, a escribir y hablar se aprende hablando y escribiendo con espíritu de superación. Tanto los exámenes clásicos, como las entrevistas u oposiciones para conseguir un trabajo, son siempre ejercicios de comunicación escrita u oral. Por tanto, la técnica de la redacción favorece el triunfo en los estudios, y después facilita las entrevistas para encontrar trabajo en cualquier profesión.

  3. El ejercicio de escribir de acuerdo con las pautas del esquema estimula y desarrolla la capacidad de exponer con claridad y coherencia las ideas. La síntesis integrada de las ideas plasmada en forma esquemática se culmina con el análisis explicativo y coherente que es la redacción. De manera, que los mismos contenidos explicados con claridad, coherencia y continuidad lógica aseguran notas más brillantes.

  4. Por fin, la técnica de redactar refuerza las ventajas que ya vimos se conseguían también con las síntesis abstracta, el análisis subrayado y los esquemas. Es decir, aumenta la capacidad de atención y concentración, indispensables para la maximización del tiempo dedicado al estudio. También favorece la comprensión, fortalece la memoria y facilita los repasos.

 

III.-CONSEJOS PRÁCTICOS PARA HACER LA REDACCIÓN DEL ESQUEMA

Un consejo preliminar, pero muy importante, es controlar las prisas y la pereza en los dos aspectos en que normalmente suelen presentarse. Primero, lanzarse a hacer la redacción sin haber hecho la síntesis y el esquema. En cuyo caso se cae en una copia fragmentada e incoherente del texto, mal llamada resumen. Luego, creer que con las síntesis y el esquema ya se sabe la pregunta para superar el examen, y que por tanto, la redacción escrita del esquema no hace falta. Por supuesto, puede haber temas, o preguntas dentro de un tema, que con un buen esquema y la explicación mental u oral basten para asegurar la mejor nota. Pero, no debe ser la norma habitual de estudio; y desde luego, la decisión ha de ser madura y con sentido práctico, sin que las prisas ni la pereza tengan nada que ver.

Para el análisis explicativo del esquema hay que tener en cuenta tres consejos de fondo o formales, que comento a continuación. En primer lugar, respecto al orden de exposición de las ideas, hay que seguir tanto por oral como por escrito la línea argumentativa o lógica marcada en las pautas del esquema. De esta manera, se asegura la exposición clara, continuada, coherente y completa; y se evitan las repeticiones, la inseguridad y la confusión. El profesor o corrector valora estas cualidades, que indican dominio de la materia, con un alza en la nota de la prueba, aunque falten contenidos o haya algún que otro fallo menor.

Otro aspecto que hay que cuidar es el estilo literario al explicar el esquema. Las frases deben estar bien construidas gramatical, sintáctica y ortográficamente. Hay que utilizar debidamente los signos de puntuación: punto y a parte, punto y seguido, dos puntos, comas, punto y coma… En fin, hay que saber enrollarse con estilo y vocabulario culto y técnico apropiados, sin dejar ideas, hechos o datos por sobreentendidos. Un buen profesor valora las ideas o contenidos del examen, pero mucho más cómo se explican. Es decir, valora y premia más la calidad explicativa que la cantidad confusa e incoherente de contenidos. Sencillamente, porque le interesa más la comprensión reflexiva y crítica que la memorización pasiva y enciclopédica.

Un tercer aspecto a la hora de defender un esquema es el referente a la extensión de la redacción del mismo. No existen límites rígidos de mayor o menor amplitud, pero hay que huir tanto del rollo confuso y fuera de contexto; como de la brevedad telegráfica y sin continuidad descriptiva o argumentativa. Lógicamente, la redacción debe tener una extensión mayor que el esquema, que trata de explicar, y aproximada a la que tenga en el texto original. En caso contrario, lo más probable es que se quede en un resumen o listado incompleto de las ideas del esquema, pero sin explicación de las mismas. El suspenso está asegurado a partir de la ESO, si el nivel de exigencia del es el que toca aplicar.

A modo de conclusión, dos consejos más respecto a la manera de redactar razonando los esquemas. Es la técnica que culmina el método activo del estudio y, por tanto, es el remate de algo muy personal e intransferible. Los esquemas y apuntes de los profesores, o de otros compañeros, sólo sirven como punto de partida o contrastación con los propios. Si como norma, se fotocopian apuntes o esquemas de terceras personas sin criticarlos e interiorizarlos, es una pérdida lamentable de tiempo y un autoengaño; como lo sería dejar de comer e intentar digerir los alimentos tomados otra persona. Por fin, pasar a limpio los apuntes tomados en borrador en las clases lleva mucho tiempo, mucho trabajo de copia pasiva y el estudio queda por hacer. Digamos que es confundir la copia con el estudio. A propósito, vale la pena volver a recordar que la incorporación de la redacción al método de estudio facilita adquirir la habilidad de tomar buenos apuntes en las clases. Potenciar esta capacidad mental, sí que resulta muy rentable para el tiempo dedicado a estudiar.

 

IV.- ¿CÓMO MEJORAR LA EXPRESIÓN ORAL Y ESCRITA?

Tanto si gusta como si no, las pruebas por oral o por escrito son el modo que la sociedad emplea para evaluar el progreso y la madurez de las personas en sus habilidades y conocimientos. No sólo para superar las asignaturas en el período de estudiante, sino para optar al trabajo, subir de categoría dentro de una empresa, poder estudiar una carrera, alcanzar una beca… Se somete a los aspirantes a oposiciones, concursos de méritos, entrevistas, etc. Situaciones todas ellas que no son sino variantes de los exámenes. Por consiguiente, es inteligente buscar y encontrar el secreto de sacar el máximo rendimiento de los conocimientos y habilidades en tales circunstancias. Tal secreto pasa por cuidar y mejorar la expresión vía oral y escrita. Hay que impactar positivamente al profesor o corrector que juzga la prueba y hacerle creer que se sabe más de lo que uno sabe. Es la táctica de saber vender el producto, o del escaparate.

El ejercicio de redactar  en base a esquemas o chuletas, es la mejor manera de prepararse para triunfar en tales situaciones. Si se trata de una prueba oral, es muy probable que se pueda emplear un esquema como guión de la disertación. Si la prueba es escrita, cae muy bien al corrector si se parte de un esquema, o gráfico, como plan de la explicación de la pregunta o cuestión.

La forma para que el examinador valore al alza la prueba es impactarle con un estilo directo, claro, de acuerdo a las pautas siguientes:

  • Redactar con frases cortas y bien construidas gramaticalmente con sujeto, verbo y complementos. Con las frases expresamos juicios, por tanto emplearemos el punto y seguido para separar frases o juicios referentes a una misma idea o concepto. Por ejemplo, para decir: “Me encanta leer este libro ya que es muy interesante y me relaja su lectura”. Puesto que hay tres juicios referentes a la misma idea, es más correcto y claro emplear tres frases separadas por un punto y seguido. Así: “Me encanta leer este libro. Es muy interesante. Me relaja su lectura”.

  • Emplear el punto y aparte cuando se cambia de idea importante de acuerdo con la estructura del esquema. De esta manera el profesor valora la coherencia y continuidad lógica de la disertación. Por ejemplo, en el texto: “La contaminación del medio ambiente es alarmante como indican los datos o hechos siguientes… ¿(.) (;) (,)? …Se han tomado medidas para corregir los efectos contaminantes…” No es correcto el uso de la coma, ni el punto y coma, ni el punto y seguido. Puesto que hay dos ideas importantes, base de dos posibles preguntas diferentes: ¿Qué datos avalan la alarma social por la contaminación del medio ambiente?…y ¿Qué medidas de han tomado para su corrección?…Debe abrirse u nuevo párrafo o apartado, con un punto y aparte.

  • Se debe utilizar la coma, dos puntos o punto y coma para las oraciones subordinadas. Por ejemplo: “Me encantaría leer este libro, puesto que es muy interesante y, además, me relaja su lectura”.

  • No pasar de una persona a otra, o de un tratamiento a otro en un mismo relato. Si se comienza en la primera persona del singular –yo, me mi– no cambies a la tercera –él, ella, lo, la -. Tales cambios injustificados son incorrectos gramaticalmente.

 

Contrastación entre el resumen y la redacción del esquema. 

Modelos de contrastación propuestos para la crítica y reflexión.

Para que veas y comprendas bien la diferencia entre un esquema, su resumen y la redacción explicativa del mismo, compara y contrasta el resultado de estas técnicas aplicadas al texto que trabajamos en la Sesión anterior.

 La vida en general, y la humana en particular, en peligro”

a) Esquema integrado del texto

  • Es una chuleta personal que recoge los contenidos e ideas del texto al completo, en el menor espacio y con el menor número de palabras posible.

  • Clasifica, relaciona e integra las ideas que demostran comprensión, memorización e integración y facilitar la explicación continuada, coherente y brillante del texto objeto de estudio.

 

b) Resumen o síntesis del texto

Es un listado de ideas principales del texto, pero no da explicación ni establece clasificación no relación alguna entre ellas.

  • No clasifica, ni relaciona e integra las ideas entre sí que demuestre comprensión, memorización e interiorización del texto.

  • Sólo demuestra retención memorística de ciertos contenidos, pero no da comprensión completa y significativa, teórica y práctica del texto.

Cuestión problemática reciente, si quiere seguir viviendo en la Tierra. Las causas profundas de este problema son complejas y variadas: ecológicas, económico-sociales y biológicas. Las soluciones son urgentes y pasan por una educación medioambiental de calidad que estimule el amor a la vida, por el cambio de los valores y criterios de la sociedad consumista y desarrollista por otros más  solidarios, y porque la conducta y el comportamiento de los ciudadanos corrientes sean más respetuosos y estén más de acuerdo con las leyes de la naturaleza.

 

c) Redacción o explicación al completo del esquema

Es una explicación completa continuada, razonada, coherente e interiorizada de los contenidos teóricos del texto en relación con la estructura y las relaciones marcadas en el esquema.

Es, por tanto, una técnica de autoevaluación y de afianzamiento del aprendizaje definitiva y de calidad, que da mucha seguridad brillantez en los exámenes, ya sean teóricos, o prácticos.

La especie humana tiene un problema, y es que con apenas 10.000 años de historia escrita en la Tierra, se halla en peligro de desaparecer, si no va con cuidado y busca con valentía las causas profundas de esta situación problemática. Hay que reconocer que, como los médicos mediocres, no  atajamos las causas de esta enfermedad y sólo se apañan los síntomas sin buscar las raíces del problema. Sin embargo, los biólogos -con los ecólogos a la cabeza- llevan años denunciando la situación: No solo la vida humana… también las fuentes de la vida en general están hoy amenazadas.

Las causas profundas del problema son de tres tipos: de economía natural, o ecológicas, socio económicas y biológicas, o de calidad de vida. Las causas de tipo ecológico son debidas a un triple desorden. Por un lado, hay una superpoblación del planeta por los humanos y, por otro, el suelo, los alimentos y los recursos de la naturaleza se gestionan mal y están peor distribuidos. Algunos ejemplos que confirman lo que acabamos de decir son: la humanidad padece hambre y se tiran alimentos para mantener los precios, superficies importantes de suelo fértil se emplean para la siembra de drogas y para la construcción de autopistas o complejos turísticos que disfrutan unos pocos privilegiados.

Las causas económico-sociales son debidas a que las actuales estructuras sociales y económicas generan injusticias que acaban en la mayor de todas, la guerra.  No garantizan la supervivencia del hombre sobre la Tierra porque han expoliado al planeta de sus recursos con un desarrollismo insostenible. La polarización creciente de la sociedad en  países muy ricos o  muy pobres también es injusta y sin futuro. Los políticos hablan mucho del tema, pero no tienen verdadero interés en dar soluciones y en concienciar al pueblo a través de una educación medioambiental de calidad.

Por fin, respecto a las causas de tipo biológico o de calidad de vida, solamente tres reflexiones. Por un lado, aumentan las enfermedades nerviosas, cardíacas, respiratorias y degenerativas; también infecciosas, como el SIDA, hepatitis, gripe aviar, etc. Por otro, la contaminación es alarmante y el medio ambiente con el aire, el agua y los alimentos están cada día más contaminados. Los alimentos transgénicos sin control ni investigación suficientes son otra fuente de incertidumbre y una bomba de relojería para las futuras generaciones.

Las soluciones a esta grave situación son urgentes y  pasan por ser realistas, sin falsos optimismos ni catastrofismos pesimistas. Conocer y amar la naturaleza, sobre todo la humana, para después respetarla es el comienzo de la solución. Para ello es necesaria una educación medioambiental de calidad de las nuevas generaciones. El remedio más importante que propone el autor de este documento es el de cambiar para no desparecer. Los políticos deben forzar con más decisión el cambio de los criterios que imperan en las sociedades desarrollistas y consumistas por otros más humanos y solidarios. Los ciudadanos de a pié hemos de cambiar los hábitos y comportamientos agresivos con el medio ambiente por otros más respetuosos y de acuerdo con las leyes naturales. Seguro, que el futuro de la especie humana y de la vida en general será más esperanzador.

 

Consejos prácticos para hacer la redacción de los esquemas. 

Ejercicio del método activo, en los pasos 1 y 2, aplicado a la pregunta III

  • Consideramos la pregunta III como la más importante del documento, en el sentido de más práctica. Es por lo que la seleccionamos para que la estudies más en profundidad haciendo el esquema parcial o específico del segundo paso del método de estudio.

  • Después, contrastarás tus ejercicios con los modelos en calidad de realización de las Actividades 2 y 4.

Consejos prácticos para hacer la redacción de los esquemas.

Un consejo preliminar, pero muy importante, es controlar las prisas y la pereza en los dos aspectos en que normalmente suelen presentarse. Primero, lanzarse a hacer la redacción sin haber hecho la síntesis y el esquema. En cuyo caso se cae en una copia fragmentada e incoherente del texto, mal llamada resumen. Luego, creer que con las síntesis y el esquema ya se sabe la pregunta para superar el examen, y que por tanto, la redacción escrita del esquema no hace falta. Por supuesto, puede haber temas, o preguntas dentro de un tema, que con un buen esquema y la explicación mental u oral  aseguren una buena nota. No debe ser la norma habitual de estudio; y desde luego, la decisión ha de ser madura y con sentido práctico, sin que las prisas ni la pereza tengan nada que ver.

Para el análisis explicativo del esquema hay que tener en cuenta tres consejos de fondo o formales, que comento a continuación. En primer lugar, respecto al orden de exposición de las ideas, hay que seguir tanto por oral como por escrito la línea argumentativa o lógica marcada en las pautas del esquema. De esta manera, se asegura la exposición clara, continuada, coherente y completa; y se evitan las repeticiones, la inseguridad y la confusión. El profesor o corrector valora estas cualidades, que indican dominio de la materia, con un alza en la nota de la prueba, aunque falten contenidos o haya algún que otro fallo menor.

Otro aspecto que hay que cuidar es el estilo literario al explicar el esquema. Las frases deben estar bien construidas gramatical, sintáctica y ortográficamente. Hay que utilizar debidamente los signos de puntuación: punto y a parte, punto y seguido, dos puntos, comas, punto y coma… En fin, hay que saber enrollarse con estilo y vocabulario culto y técnico apropiados, sin dejar ideas, hechos o datos por sobreentendidos. Un buen profesor valora las ideas o contenidos del examen, pero también cómo se explican. Es decir, valora y premia más la calidad explicativa que la cantidad confusa e incoherente de contenidos. Sencillamente, porque le interesa más la comprensión reflexiva y crítica que la memorización pasiva y enciclopédica.

Un tercer aspecto a la hora de defender un esquema es el referente a la extensión de la redacción del mismo. No existen límites rígidos de mayor o menor amplitud, pero hay que huir tanto del rollo confuso y fuera de contexto; como de la brevedad telegráfica y sin continuidad descriptiva o argumentativa. Lógicamente, la redacción debe tener una extensión mayor que el esquema, que trata de explicar, y aproximada a la que tenga en el texto original. En caso contrario, lo más probable es que se quede en un resumen o listado incompleto de las ideas del esquema, pero sin explicación de las mismas. El suspenso está asegurado a partir de la ESO, si el nivel de exigencia del es el que toca aplicar.

A modo de conclusión, dos consejos más respecto a la manera de redactar razonando los esquemas. Es la técnica que culmina el método activo del estudio y, por tanto, debe ser algo muy personal e intransferible. Los esquemas y apuntes de los profesores, o de otros compañeros, sólo sirven como punto de partida o contrastación con los propios. Si como norma, se fotocopian apuntes o esquemas de terceras personas sin criticarlos e interiorizarlos, es una pérdida lamentable de tiempo, un autoengaño; como lo sería dejar de comer e intentar digerir los alimentos que toma otra persona. Por fin, pasar a limpio los apuntes tomados en borrador en las clases lleva mucho tiempo, mucho trabajo de copia pasiva y el estudio queda por hacer. Digamos que es confundir la copia con el estudio. A propósito, vale la pena recordar que la incorporación de la redacción al método de estudio facilita adquirir la habilidad de tomar buenos apuntes en las clases. Potenciar esta capacidad mental, sí que resulta muy rentable para el tiempo dedicado a estudiar.

 

Esquema parcial de la preguntas anteriores y general del documento. 

Consejos prácticos para hacer la redacción del esquema”

  • Evitar las prisas y luchar contra la pereza.
  • Evitar redactar sin hacer previamente el esquema.
  • Peligro de caer en la copia a trozos
  • Evitar no redactar porque síntesis y esquema se consideran suficientes.
  • Decisión objetiva y práctica, sin que manden las prisas y pereza.

Respecto al orden de exposición de las ideas.

  • Seguir la línea argumentativa del esquema.
  • La exposición clara, continuada, coherente y completa.
  • Evita repeticiones, confusión, inseguridad.

Respecto al estilo literario correcto,

  • Frases bien construidas gramatical, sintáctica y ortográficamente
  • Utilizar bien los signos de puntuación.
  • Expresarse con vocabulario técnico adecuado al tema o pregunta
  • Más valor la calidad de expresión que la cantidad de contenidos confusos a la hora de buscar nota.

Referente a la extensión de la redacción.

  • No hay límite rígidos, sí aproximaciones orientativas
  • Huir del rollo confuso como de expresiones telegráficas. Mayor que el esquema y semejante al texto original.
  • Resumen del listado de ideas del esquema no basta para aprobar.

Conclusiones: 

  • Técnica activa que debe ser muy personal para obtener beneficios.
  • No sirven fotocopias sin crítica, pérdida de tiempo y autoengaño.
  • Pasar a limpio los apuntes borrador de clase no es rentable.
  • Es copia pasiva y confundir la copia con el estudio.

 

La Redacción, explicación continuada, coherente y contrastada del esquema

  • La técnica de la redacción es la fase final del método de estudio.
  • Es ya una técnica de autoevaluación.
  • Con su práctica se aprende a tomar apuntes en las clases.

 

Redacción o resumen de esquemas 

  • Características de la técnica del resumen
  • Coincide con la síntesis subrayada. No explica, utiliza frases del autor.
  • Técnica anterior y de inferior calidad que el esquema
  • Demuestra memorización, no aprendizaje de las ideas
  • Características de la técnica de la redacción.
  • Explica esquema con palabra y expresiones propias
  • Técnica posterior y superadora del esquema
  • Demuestra memorización y aprendizaje o asimilación de las ideas

 

Ventajas de la redacción del esquema.

  • Importancia enorme de redactar los esquemas como hábito de estudio
  • Demostración definitiva de aprendizaje bien hecho
  • 2-Ventajas que se derivan de la importancia de esta técnica.
  • Es una auto-evaluación para todo tipo de exámenes
  • Desarrolla la habilidad de expresión escrita y oral
  • Organiza la mente y facilita el discurso brillante y lógico
  • Como técnica superactiva
  • *aumenta la capacidad de atención y concentración
  • *demuestra comprensión y retención duraderas

 

Consejos prácticos para la redacción del esquema. 

  • Evitar las prisas y luchar contra la pereza.
  • Redacción escrita innecesaria en algunos casos.
  • Orden de exposición, estilo y extensión.
  • Técnica personal, no admite copias para obtener beneficios.

 

¿Cómo puedes mejorar la expresión oral y escrita?

  • Sentido y justificación de los exámenes orales y escritos en la sociedad actual.
  • La redacción es un entreno que sirve para todo tipo de pruebas, oposiciones…
  • Pautas de estilo para impactar favorablemente al profesor.
  • Redactar con frases cortas que expresen juicios claros.
  • Emplear el punto y aparte al cambiar de idea importante.
  • Utilizar los signos de puntuación en oraciones subordinadas.
  • No cambiar de tiempo verbal, género, número y tratamiento personal.
  • Estar seguro de la calidad de la propia redacción.
  • Reflexión final: La afición a la lectura da beneficios directos de estudio.
  • Cultura, curiosidad, creatividad y espíritu crítico.
  • Enriquece vocabulario y facilita la expresión.
  • Refuerza la concentración.
  • Base para llegar a ser un estudiante maduro y brillante.